Oración para antes y después de la misa


Oración para antes de la Misa
(se puede rezar con el sacerdote 
en la sacristía antes de salir)
Señor,
Te doy gracias porque me llamas nuevamente a tu servicio.
En esta celebración que estamos a punto
de empezar.
Ayúdame a estar muy atento
para reconocerte en seguida en la persona
del sacerdote,
a escuchar con provecho tu Palabra,
a alimentarme dignamente con tu Cuerpo y
tu Sangre,
y a reconocerte presente
en medio de la asamblea de los hermanos.
Ayúdame a servir a tu altar como tú mereces,
a hacerlo todo con diligencia  y eficacia,
y, sobre todo, a hacerlo por tu amor.
Sí, que todo mi actuar sea, Señor,
expresión del amor con el que quiero amarte,
puesto que sólo en ti encuentro la paz y la
alegría.
Ayúdame, Madre de Dios y madre mía,
tú que nos dijiste a todos: "Haced lo que él
os diga".
Amén.




Oración para después de la  Misa
(se puede rezar ante el Sagrario después 
de recoger)
Señor, bendito seas por  el gran  don de la
Eucaristía.
Una vez más me has querido cerca de tu
altar,
sirviéndote a ti y a los hermanos.
Gracias por tu Palabra, que me enseña
todo lo que has hecho y haces constantemente por mí;
gracias por el sacerdote, imagen tuya,
que eres el buen Pastor de todo el rebaño;
gracias por la comunidad de los hermanos,
que me ayudan a comprender que soy
miembro de la Iglesia;
que una vez más nos has dado por amor.
Ayúdame, ahora,
al volver a mi casa y a mis obligaciones de
cada día,
a ser buen cristiano.
Que sepa reconocer en cada persona a mi
hermano,
que espera ser amado de todo corazón.
Así no me apartaré nunca de tu lado,
aquí en la iglesia y también fuera de ella.
Madre de Dios y madre mía,
intercede para que en todo lo que diga,
haga o piense,
tu Hijo y Señor nuestro sea glorificado.
Amén

Fuente: http://sacerdotesyseminaristas.org/catalogo_es/4381_folleto_de_monaguillos.pdf

Monaguillos Catolicos

Agustino Recoleto, Colombiano. Colaborador de la plataforma Monaguillos Católicos e impulsador de su constante actualización en noticias y en artículos de interés para todos los que nos dedicamos al culto divino, su estudio y su fiel práctica.

Publicar un comentario