San Ponciano

San Ponciano (230-235) Nació en Roma. Durante su pontificado la Iglesia sufrió algunas persecuciones, ordenadas por los emperadores Alejandro Severo y Maximino el Tracio. El mismo fue víctima. Ponciano fue deportado a Cerdeña y fue sometido a una vida muy dura.

Parece ser que antes de morir renunciara al pontificado, para permitir a la Iglesia elegir a otro pastor que estuviese presente en Roma. Pero la noticia no es cierta. Murió de penuria y de sufrimiento y por eso la Iglesia le considera mártir. Su cuerpo descansa en la iglesia romana de S. Práxedes.

Confirmó la condena pronunciada por Demetrio de Alejandría de algunos textos de Orígenes que llevaban directamente a la herejía gnóstica. Ordenó el canto de los salmos en las iglesias; prescribió rezar el Confiteor antes de la misa y recomendó esta práctica también a los moribundos.

A su época se puede remontar con seguridad el uso de la fórmula "Dominus vobiscum".

Monaguillos Catolicos

Agustino Recoleto, Colombiano. Colaborador de la plataforma Monaguillos Católicos e impulsador de su constante actualización en noticias y en artículos de interés para todos los que nos dedicamos al culto divino, su estudio y su fiel práctica.

Publicar un comentario