San Antero

San Antero (235-236) Griego de la Magna Grecia. Hijo de Rufino, fue desde el yermo colocado en la silla de San Pedro el 21 de noviembre del año 235, por muerte de San Ponciano, la que ocupó con aplauso y bien de toda la Iglesia hasta el 3 de enero del año 236, en que fue martirizado por orden del emperador Maximiano I.

Se le atribuye un decretal sobre la traslación de Obispos a otra sede, expedida a instancias de los prelados de Toledo y Sevilla.
Se encargó de que todas las actas redactadas por los notarios, concernientes los mártires cristianos, fuesen acopiados y guardados en las iglesias.

Empezó también una recopilación oficial de las actas de la Iglesia, que guardó en un lugar llamado scrinium. La recopilación fue quemada con Diocleciano, se volvió a seguir más tarde y luego desapareció de nuevo en tiempos de Honorio III (1225).

Fue papa durante pocos meses viviendo aún Ponciano. Sufrió el martirio por órdenes del emperador Máximo, bárbaro de la Tracia. Fue el primer papa en ser enterrado en la cripta papal, su cuerpo fue trasladado en la cripta de los papas de las catacumbas de S. Calixto.
Ordenó que las reliquias de los mártires fuesen recogidas y conservadas en la iglesia en un lugar llamado "Scrinium".
Las reliquias están guardadas hoy en la iglesia romana de S. Silvestre en capite.

Monaguillos Catolicos

Agustino Recoleto, Colombiano. Colaborador de la plataforma Monaguillos Católicos e impulsador de su constante actualización en noticias y en artículos de interés para todos los que nos dedicamos al culto divino, su estudio y su fiel práctica.

Publicar un comentario